QUÉ VER EN AMSTERDAM EN DOS DÍAS

Lo imprescindible de Amsterdam.

Para celebrar el cumpleaños de nuestro amigo Andreu, que cambiaba de década, pusimos rumbo a Amsterdam, la capital oficial de los Países Bajos.


Amsterdam

He de reconocer que Amsterdam me sorprendió, para muy bien. Iba sin ningún tipo de expectativa, y quizá el no llevar ninguna idea preconcebida de la ciudad, hizo que la experiencia fuera fantástica.


Países Bajos

Nos alojamos a las afueras de la ciudad, ya que cuando empezamos a buscar hostales en el centro, los precios nos parecieron desorbitados. Por ello, acabamos hospedándonos en el Hotel Urban Lodge, y os he de confesar que pese a estar a 20 minutos en transporte público, no se nos hizo nada pesado. Al fin y al cabo solo lo utilizamos para dormir, así que fue una fantástica elección.


Hotel Urban Lodge

El primer contacto con la ciudad lo hicimos a través de un Free Tour en español. En un recorrido de algo menos de 3h, conocimos la historia de los lugares y monumentos más emblemáticos de la ciudad. Nosotros lo hicimos con Sandemans, y os aconsejo que reservéis plaza a través de su web ya que se pone a tope.

En cuanto a qué visitar en dos días en Amsterdam, aquí os dejamos nuestro listado de imprescindibles:





La Plaza Dam.
Se trata del núcleo de Amsterdam a partir de la cual nació el resto de la ciudad. Su nombre proviene de una antigua presa del río Amstel que se encontraba situada en este mismo sitio. Desde la plaza podréis divisar algunos de los edificios más populares de Amsterdam, como el Palacio Real o la NieuweKerk, la iglesia Nueva.


Plaza Dam

Plaza Dam Amsterdam

En el centro de la plaza se erige el monumento Nacional, un obelisco de 22 metros de altura construido en homenaje a los soldados caídos en la Segunda Guerra Mundial.


Centro Amsterdam

Esta es una plaza que pisaréis, seguro, varias veces durante vuestra estancia. Nosotros, visitamos la ciudad en época navideña, y debo reconocer que la Plaza Damm me cautivó. Con un árbol navideño en el centro de la plaza, al caer la noche tanto el árbol como los monumentos se iluminaron y crearon una atmosfera super mágica.


Oude Kerk o Iglesia Vieja.
Desde la plaza Damm pusimos rumbo a nuestra primera parada del recorrido, en pleno barrio rojo: la Iglesia Vieja, el monumento más antiguo de Amsterdam (S.XIV).


Oude Kerk

Originalmente se trataba de una capilla de madera que sufrió varias ampliaciones y remodelaciones y que fue profanada por calvinistas. En la actualidad se encuentra, literalmente, rodeada de neones y prostitutas, lo que el contraste es bastante notorio.


Iglesia Vieja Amsterdam

La iglesia en la actualidad sirve de museo y el acceso a su interior tiene un precio de 10 euros.


El Barrio Rojo
El barrio rojo es sin lugar a duda uno de los reclamos más “morbosos” de Amsterdam. Conocido mundialmente por su historia, su arquitectura, su vida cultural y por ser uno de los barrios más liberalizados del mundo en cuanto a la actitud hacia la prostitución, las drogas y la diversidad sexual.

De día y de noche son dos barrios completamente diferentes, aunque tanto de día como de noche podréis ver a las prostitutas en sus habitaciones esperando la llegada de clientes. Os recomendamos recorrerlo a la luz del día para verlo más tranquilo, y después hacerlo de noche para ver como sus calles se inundan de gente y las luces rojas de los edificios entran en acción.


El Barrio Rojo

Nosotros realizamos una visita guiada por el barrio rojo por la noche con la agencia Sandemans. La visita no estuvo mal, aunque esperábamos mucho más, quizá flojeó un poco el guía e hizo que no fuera tan entretenida como la visita del free tour de la mañana. Nos explicaron curiosidades de la vida de las prostitutas, como que, pese a estar obligadas a cotizar no realizan facturas a los clientes, algo que me sorprendió muchísimo. O que en medio de los prostíbulos se encuentra una guardería en la que los vecinos llevan a sus hijos. ¡Vaya ejemplaridad de convivencia y respeto!


Waag
En pleno barrio chino, el Waag fue en la Edad Media una puerta de la muralla y hoy, en cambio, es un café y restaurante bien concurrido. ¡Una pena, la verdad! Está ubicado en medio de una plaza en la cual montan y desmontan mercadillo diario. Encontraréis paraditas de fruta, queso, alfombras y pieles.


Waag


Amsterdam barrio chino


En el barrio chino podréis encontrar una gran oferta de restaurantes donde comer a un precio razonable. Nosotros os recomendamos el restaurante chino New King.

New King.Amsterdam



Rembrandtplein
La Plaza de Rembrandt alberga la estatua más antigua de Amsterdam, en homenaje a Rembrandt van Rijn (pintor barroco holandés) mirando hacia el barrio judío.

Muy cerca de allí, caminando hacia Waterlooplein, se encuentra el Museo de la Casa de Rembrandt, donde el artista vivió y pintó a partir del año 1639 y hasta que cayó en bancarrota.

En esta zona os recomendamos visitar el coffee shop Hunters. Es un coffee shop tranquilo, sin gran bullicio en el que poder experimentar uno de los grandes atractivos de Amsterdam.


Begijnhof o Beatario.

Des de la plaza Spui, y a través de una portalada, encontramos este remanso de paz. Se trata de un conjunto de casas creadas para albergar a las beguinas, una hermandad femenina católica laica. La verdad que este fue una de las visitas que más me gustaron. 



Begijnhof

En el mismo recinto se encuentra la casa más antigua de Amsterdam, ubicada en el número 34. Fue construida en el siglo XVI y es una de las dos únicas casas que se conservan con la fachada de madera.



Casitas Amsterdam

Dentro de esta zona también encontraréis la Iglesia Engelse Kerk, confiscada a las beguinas en el S. XV y después de esto tuvieron que unir dos casas y formar una iglesia clandestina, la Capilla de Begijnhof. Merece la pena visitarla por dentro.


NieuweKerk o Iglesia Nueva.
Su construcción se debió las múltiples ampliaciones y reformas que se realizaron en la Iglesia Vieja y que pese a ello no consiguieron que tuviera la capacidad suficiente para acoger a los cientos de fieles que llegó a tener. La donación de Willem Eggert, un comerciante del S, XV, del terreno y de una cantidad importante de dinero hicieron posible el proyecto. Así nació esta iglesia gótica. 






Muy cerquita de la iglesia nueva os recomendamos un local italiano con comida para llevar y para comer allí (sentado en unos banquitos), riquísimo y super bien de precio. Se llama Caldi e Freddi, y lo identificaréis porque tienen una bandera de Italia colgada en la entrada.

El local lo regentan unos italianos y cada día cocinan pasta fresca, lasaña y bocadillos tipo foccacia. Fuimos gracias a la recomendación de nuestro guía, ya que buscábamos un lugar rico en el que comer a un buen precio. Os lo recomendamos al 100%


Bloemenmarkt o mercado de las flores.
Pese a que en todas las guías y blogs de viajes comentan que el mercado de las flores es uno de los imprescindibles de Amsterdam, creo que exageran y la fama que ha alcanzado puede acabar minado las expectativas del visitante. 



Bloemenmarkt

Este mercado está situado sobre unas barcazas situadas sobre el canal de Singel pero casi ni se percibe. En estas barcazas encontraréis puestecillos en los que venden souvenirs y bulbos de tulipanes. Nosotros aprovechamos para hacer nuestras compras en el mercado y tiendas adyacentes. Pero no esperéis mucho más.



mercado de las flores


Los Canales.
Conocida como la Venecia del norte, al igual que Brujas, Estocolmo y San Petersburgo, a Amsterdam la atraviesan más de 75 km de canales, los cuales albergan las conocidas casas flotantes. Durante la segunda guerra mundial y debido a la escasez de espacio empezaron a proliferar este tipo de alojamiento. Actualmente hay unas 2500 casas flotantes y ni un solo hueco donde meter una más.



Barreras canales Amsterdam

Canales Amstedam

Nosotros nos decantamos por conocer los canales desde otro punto de vista, y nos embarcamos en un visita guiada por los canales que contratamos también a través de Sandemans. He de confesar que de todas las excursiones que hicimos, esta es sin duda la que menos me gustó. Desde mi punto de vista es totalmente prescindible, ya que no veréis absolutamente nada diferente de lo que podáis ver caminando.

visita guiada por los canales


Voldenpark Ansterdam

Otra de las visitas que contratamos con Sandemans fue un recorrido en bicicleta por la ciudad. ¡Y nos requeteencantó! Parte del recorrido transcurre a través de Voldenpark, un pulmón verde en el centro de Amsterdam en el que los locales aprovechan para pasear en familia y hacer deporte. Nosotros tuvimos la gran suerte de despertarnos con un día despejado y soleado (¡increíble, eh!) por lo que la visita fue todavía más bonita. 


Amsterdam en bicicleta

Voldenpark Ansterdam


Rijksmuseum o Museo Nacional de Ámsterdam
Durante el recorrido en bicicleta también pasamos por Rijksmuseum, el museo nacional de amsterdam dedicado al arte, la artesanía y la historia. Posee la más famosa colección de pinturas del Siglo de Oro holandés, así como una rica colección de arte asiático y egipcio.



Rijksmuseum

Por una cuestión de tiempo, tuvimos que renunciar a visitarlo por dentro, y realmente fue una de las elecciones que me pesó. No obstante, ya tengo excusa para volver pronto a Amsterdam.


Justo en frente de Rijksmuseum, encontraréis las famosas letras de Amsterdam, que seguramente se hayan convertido en uno de los iconos de la ciudad. Repletísimo de turistas, nuestro guía nos explicó un super truco para salir solos en la ansiada fotografía. Realizar la foto por la parte posterior de las letras, y posteriormente voltear la foto. ¡Un crack!



letras de Amsterdam del revés

letras de Amsterdam


La Casa de Ana Frank
Esta fue otras de las visitas que tuvimos que obviar, por tiempo y porque para entrar en necesario comprar las entradas con bastante antelación. Por lo que nos conformamos por contemplar la casa por fuera.



Casa de Ana Frank



Estación Central
La Estación Central de Ámsterdam o Amsterdam Centraal es la principal estación ferroviaria de Ámsterdam. Os recomendamos pasaros a visitarla y dar una vuelta. Justo en la entrada hay un piano de cola en el que, quien lo desee, puede acercarse a tocarlos. No os olvidéis de mirar hacia arriba, sus techos son una pasada.


Estación Central


¿Dónde tomarse una buena cerveza en Amsterdam?
Os recomendamos dos cervecerías con cerveza artesanal que os encantarán.

De Prael Brewery: esta cervecería se encuentra situada en el barro rojo, es un local moderno con mesas, en el que también podréis picar algo. El ambiente es genial y la cerveza estaba muy buena (en especial la negra).

De Gooyer Windmill. Un molino reconvertido en cervecería, se hizo nuestro campo base durante una tarde entera en la que perdimos la noción del tiempo. El local tiene una decoración tradicional, y dispone de “tapas” típicas con las que poder acompañar la bebida. Nosotros nos decantamos por hacer una cata de cervezas artesanales, y el acierto fue rotundo. Si disonéis de tiempo, ya que el molino está algo alejado del centro, os recomendamos mucho visitarlo. 



cerveza en Amsterdam

Nosotros no visitamos la Heineken Exprience. Amigos y conocidos nos habían comentado que, en comparación con la fábrica de Guinness en Dublín, la Heineken Experience no estaba a su nivel. Así que preferimos invertir el tiempo y el dinero en probar cervezas artesanas autóctonas.


Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.