RUTA EN MOTO POR ESPAÑA: TOLEDO (2 de 3)

Toledo ciudad medieval.

Procedentes de Cuenca, llegamos a Toledo en un día caluroso a más no poder.


Toledo

Dejamos las maletas en el hotel Casona la Reyna, y buscamos un restaurante donde comer ¡estábamos hambrientos! Hemos de confesar que la búsqueda de un restaurante en Toledo es tarea compleja. Hay cientos, y cuando descartas los extra caros y los extra guiris… las opciones son bien pocas. No teniéndolas todas con nosotros, probamos suerte con el Restaurante Abrasador ¡y fue todo un acierto! Está alejado de la zona turística, pero la relación calidad-precio fue de 10.

Tras descansar en el hotel y esperar a que la fuerza del sol bajara, nos lanzamos a la calle a descubrir Toledo.

Toledo es conocida como la “Ciudad de las Tres Culturas” por haber sido ejemplo de convivencia entre cristianos, musulmanes y judíos. La herencia de este mestizaje religioso, y de su papel como capital histórica, hoy puede verse reflejada en su impresionante casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad.



Ciudad de las Tres Culturas

La primera visita que hicimos fue a la Sinagoga del Tránsito o Sinagoga Samuel ha-Leví (1363). En su interior alberga el Museo Sefardí, con varias salas que hablan de la historia y costumbres de los judíos. Lo cierto es que, después de haber estado en Marruecos, la visita nos pareció poca cosa.





A continuación, pusimos rumbo a la Iglesia de Santo Tomé. La iglesia es de peregrinación turística por albergar en su interior la obra maestra del El Greco "El entierro del conde de Orgaz". Nosotros tuvimos la mala suerte de encontrarnos la Iglesia ya cerrada, por lo que no pudimos contemplar esta magnífica obra de arte.


Tras el intento fallido de visitar la Iglesia de Santo Tomé, pusimos rumbo al Monasterio de San Juan de los Reyes (1504). Construido a petición de los Reyes Católicos, es considerado el mejor ejemplo de estilo gótico isabelino. La fachada más vistosa es la norte y justo enfrente hay una explanada desde la que podréis tomar una buena instantánea. 

Monasterio de San Juan de los Reyes

El precio de la entrada es de 2,5€. En su interior podréis contemplar el claustro, así como diversos elementos góticos y mudéjares, entre los que destaca el precioso artesonado de madera de la planta superior. También se visita la iglesia, donde destaca el “El retablo de la Santa Cruz”.

A continuación pusimos rumbo a la Catedral de Santa María de Toledo. La venta de entradas se realiza en un edificio anexo, y el precio es de 12,50€. Existe una entrada combinada con acceso a la torre para ver “la campana gorda”, pero nos pareció carísima.


Fachada Catedral Toledo

La Catedral de Santa María de Toledo o Catedral Primada de España (1226 – 1493), destaca entre la panorámica de Toledo por su torre gótica de 92 metros. 

Torre gótica Catedral Primada de España

El precio de la entrada incluye audio guía, la cual os irá guiando por las diferentes zonas de la Catedral. Se visitan las naves interiores, con varias capillas espectaculares, un precioso retablo, las vidrieras y la zona museística con la sacristía, el tesoro, la sala capitular, etc. En el exterior no hay que perderse las puertas de la fachada norte, la sur y las tres de la fachada principal, al oeste. 




Catedral Primada de España

Visita Catedral Primada de España

Interior Catedral Primada de España

La Catedral Primada de España


Y otros de los edificios más conocidos de Toledo es sin lugar a duda el Alcázar de Toledo. Actualmente el Museo del Ejército, fue construido en el s.XVI por orden de Carlos V como residencia real. Se cree que en su emplazamiento hubo diferentes tipos de fortalezas desde tiempos romanos. 

Alcázar de Toledo

Y salimos de la muralla para contemplar en todo su esplendor la Puerta de Bisagra. Con sus dos torreones redondos, su gigantesco escudo de “Ciudad Imperial” y su patio con la escultura de Carlos V, es la puerta de la muralla más popular. También merece la pena visitar la puerta la de Alfonso VI y la puerta del Sol. 

Puerta de Bisagra

Puerta del Sol

Por último, y de regreso a nuestro hotel contemplamos dos de los puentes más conocidos de la ciudad. El Puente de Alcántara y el Puente de San Martín

Puente de San Martín

El Puente de Alcántara, ubicado al pie del Castillo San Servando, es un puente de piedra que se alza sobre el río Tajo. Y en el extremo opuesto de la ciudad se halla el Puente de San Martín, de época medieval. No sabríamos decir cuál de los dos nos gustó más, la verdad.

Y para finalizar la visita a Toledo, que mejor que disfrutar de alguno de sus muchos dulces típicos, entre ellos, las Toledanas.

Toledanas


Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.