ESCAPADA A GRAUS

Graus y los Puertos de la Ribagorza.

Graus, capital de la comarca de la Ribagorza, en el Pirineo Aragonés, cuenta con un excepcional patrimonio artístico, motivo por el cual su villa fue declarada Conjunto Histórico en el año 1975.


Graus

Aprovechando la participación de Rubén en la XVI Marcha Cicloturista Puertos de la Ribagorza, pasamos un fin de semana en Graus y sus alrededores.


Nos alojamos en la maravillosa casa rural las Bodegas De Arnes, a apenas 1 kilómetro de Graus, y cuya ubicación, algo apartada, hacen de este enclave un lugar muy tranquilo. Sus dueños son realmente hospitalarios y serviciales. La habitación es amplia y está decorada con gusto. Y el desayuno es muy completo, cuenta tanto con dulce como con salado. Si os alojáis en las Bodegas de Arnes no podéis iros sin realizar alguna comida adicional. Cuentan con una carta corta pero con producto fresco y platos realmente elaborados. ¡Cenamos de 10!

Y mientras Rubén pasabas unas cuantas horas subido en la bicicleta, yo aproveché el tiempo para descubrir los alrededores de Graus.



Marcha Cicloturista Puertos de la Ribagorza

Realicé un trekking de apenas 10km de dificultad media, en el que el sendero ascendía hasta el pueblo de Grustan, pasando por la la ermita de San Miguel, más conocida como de los Templarios, atravesando varios puntos de observación de aves, hasta llegar a la villa de Graus. El camino está marcado con franjas roja y blanca que describe el GR-1.

ermita de San Miguel

En el casco antiguo de Graus aún se distinguen tramos de muralla y se conservan tres de sus puertas, Chinchín, Linés y Barón.

Entre los puntos de interés a destacar se encuentra la basílica de la Virgen de la Peña, con una mezcla interesante de estilos arquitectónicos pues es de origen románico, pinceladas de gótico y cronología renacentista. En ella se haya un claustro y el antiguo hospital, en cuyas dependencias se encuentra un curioso Museo de Iconos. Desde la galería se puede obtener una magnífica panorámica de Graus y los valles del Ésera y el de Isábena.
Destaca también la iglesia parroquial de San Miguel, de origen románico, y que alberga el Santo Cristo, donado por San Vicente Ferrer, patrón de las fiestas de la villa.

En el Barrichós o barrio de abajo, todavía pueden divisarse algunos palacios señoriales (Mur, Solano, Oliván, Oncíns y Fantón) y todavía se conserva su pasado medieval reflejado en calles estrechas y plazuelas.



Barrichós o barrio de abajo





Y uno de los puntos que a nosotros nos enamoró de Graus fue su plaza Mayor. En ella se encuentran el Ayuntamiento, con arquería mudéjar al más puro estilo renacentista aragonés; las casas Heredia y del Barón, cuyas fachadas están decoradas con alegóricas pinturas; y otras mansiones de gran interés como Casa Bardaxí.



plaza Mayor Graus

En la plaza Mayor encontraréis algunos bares y restaurantes en los que es realmente agradable sentarse en algunas de sus terrazas y dejar pasar el tiempo.



plaza Mayor

Terrazas plaza Mayor

Otras construcciones destacables son el medieval puente de Abajo y el monumento a Joaquín Costa.



Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.