VISITA A AGRA Y EL TAJ MAHAL

Viaje a la India. El majestuoso Taj Mahal.

Llegamos a Agra al atardecer procedentes de Jaipur. Como el día había sido intenso, decidimos irnos directo al hotel a cenar y descansar.

Nuestro hotel, estaba situado justo al lado de la zona de venta de tickets (a 1 km de la entrada del Taj Mahal), por lo que desde la terraza de nuestro hotel pudimos contemplar la puesta del sol sobre este increíble mausoleo.



Taj Mahal India

Al día siguiente nos levantamos muy, pero que muy prontito para ver el amanecer. Y nosotros cumplimos, pero el tiempo no. Amaneció el día completamente negro y amenazaba lluvia a gritos.


Después de comprar las entradas en las taquillas, en la que te dan un botellín de agua y unos patucos que nosotros no cogimos porque no los vimos (una vez allí nos dimos cuenta de lo importantes y necesarios que eran…), pusimos rumbo a la entrada principal del Taj Mahal en una especie de buggie.

Una vez allí, yo tuve que hacer una cola larguísima y totalmente surrealista. Existen tres colas para entrar: hombres, mujeres locales y mujeres turistas. Estuve casi una hora de reloj en la cola hasta que pude acceder al recinto porque cachean a todas mujeres una por una, miran sus bolsos y 
mochilas minuciosamente, y finalmente pasas por un arco de metales… pero nadie había avisado previamente a estas mujeres, igual que me habían avisado a mí, que no llevaran nada encima más allá del pasaporte!!!!





Después de esta desidia, y una vez dentro, justo cuando estamos entrando por el arco que da acceso a la ansiada imagen del mausoleo, empezó a diluviar. ¡Pero qué mala suerte! No llevábamos paraguas, así que corrimos a refugiarnos… no obstante nos mojamos hasta la ropa interior.



Entrada Taj Mahal

Esperamos un rato, que se me hizo eterno, hasta que dejó de llover fuerte, y recorrimos el lateral del recinto hasta llegar a la escalerita que da acceso al Taj Majal. ¡Pues eh aquí los dichosos patucos! Para entrar es necesario descalzarse… y el suelo era una auténtica piscina. Yo no llevaba calcetines y realicé toda la visita al interior con el convencimiento máximo que iba a pillar una mega infección en los pies y que me los tendrían que amputar. Por suerte, ¡no pille nada! 



El Taj Mahal es exagerado de bonito, majestuoso, elegante y precioso. Toda la decoración floral que tiene sobre el blanco mármol está elaborada con más de 60 piedras semi-preciosas. 


Taj Mahal

Visita al Taj Mahal

Y la historia que explica su existencia es maravillosa. El Taj Mahal fue ordenado construir por el emperador musulmán Shah Jahan al fallecer su tercera y favorita mujer dando a luz a su decimocuarto hijo.



Taj Mahal en Agra

Detalles Taj Mahal

El recinto del Taj Mahal no alberga solo el mítico edificio blanco que todos tenemos en mente, sino que se alzan otros edificios que rodean simétricamente sus jardines. El gran y famoso edificio de mármol corresponde al mausoleo donde se encuentran enterrados los dos amantes. ¿No es precioso?



Recinto Taj Mahal

Visitas al Taj Mahal

Tras visitar el Taj Mahal, salió el sol. ¡Vaya rabia! Volvimos al hotel a desayunar, y tras reponer fuerzas pusimos rumbo al Fuerte de Agra.



Fuerte de Agra

El Fuerte, al igual que el Taj Mahal, está decorado con estética arábiga. Es una explanada bastante grande que cuenta con diferentes estancias (habitaciones, fuentes, jardines…) por lo que pasear.







Visita al Fuerte de Agra

Estancias del Fuerte de Agra

Muralla Fuerte de Agra

El sol estaba en su máximo apogeo y soportar el calor se nos hizo realmente complicado soportarlo.

A nosotros nos gustó mucho más el fuerte de Jodhpur o el fuerte de Amber, pero es una elección totalmente personal que es totalmente subjetiva.



Visita al Fuerte de Agra

Y tras visitar el Taj Mahal y el fuerte, nos fuimos directos a la estación de tren para coger el tren que nos llevaría a nuestro siguiente destino: Orchha.

No sin antes despedirnos de Jack, nuestro conductor durante esta primera estancia de nuestro viaje a la India. Lo cierto es que se portó genial con nosotros, estuvo súper atento en todo momento (sobre todo cuando Rubén enfermó) y fue súper servicial y proactivo.





Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.