RUTA EN COCHE POR LA AQUITANIA (2 de 4)

Saint-Emilion: pueblo medieval en la Aquitania.

Siguiendo con nuestro periplo por la Aquitania, y procedentes de Burdeos (a tan solo 40km), llegamos a Saint-Emilion a media tarde.

Saint-Emilion

Primero dejamos las maletas en la magnífica casa rural La Petite Madeleine, rodeada por viñedos y a solo 3,5 km de la localidad de Saint-Emilion. 


Casa rural Saint-Emilion

Como en estas fechas anochece temprano, nos apresuráramos a dar una primera vuelta por la pequeña pero coqueta villa de Saint-Emilion. Realmente su ubicación es idílica. Rodeada de viñedos y precedida por un gran chateaux, la villa destacada por su arquitectura medieval y su buen estado de conservación. Por ello, fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999. 






Saint-Emilion medieval

Cotilleamos alguna de sus deliciosas tienditas y nos comimos una crepe de nutella súper golosa, también recorrimos varias vinotecas en busca de alguna botella de vino con D.O Saint-Emilion.

Finalmente nos decidimos por realizar una cata de vinos en Instant Wine. ¡Y quedamos encantados! Su dueña es súper profesional y atenta, y nos dio a probar una gran variedad de vinos, así como nos explicó con gran detalle cada una de nuestras elecciones. 


Vino Saint-Emilion

Por lo que con el estómago lleno y con las manos cargadas de cajas de vino, decidimos regresar a nuestra casita rural a descansar, y dejar las visitas a edificios y monumentos para el día siguiente.

El día siguiente amaneció con un cielo azul precioso. Tras un buen desayuno, pusimos rumbo de nuevo a Saint-Emilion. Tras aparcar en las afueras del pueblo (todas sus calles son peatonales y está prohibido aparcar) ascendimos por una empinada calle adoquinada hasta llegar a la Oficina de Turismo.



Viñedos Saint-EmilionCasco antiguo Saint-Emilion


El pueblo tiene calles muy empinadas y unos desniveles muy pronunciados. Durante la Edad Media, el pueblo estaba separado entre la zona alta donde vivían los burgueses y los nobles, y la baja, donde vivían los campesinos. Incluso había una puerta con una cadena que separaba las dos clases sociales y que aún puede verse a día de hoy.






Saint-Emilion Edad Medieval

En la Oficina de Turismo, nos dieron un mapa de la ciudad, nos entregaron las llaves de la torre XX (previo pago de 2€), así como también compramos dos tiquetes para realizar la visita guiada por la iglesia monolítica.

Las vistas desde el campanario son súper recomendables. Además, como las llaves las entregan en mano a quien las solicita, la ascensión a la torre la haces completamente solo. Si disponéis de tiempo, es una muy buena opción.


Pueblo de Saint-EmilionCampanario Saint-Emilion


Tras visitar la torre nos dirigimos al punto de encuentro donde empezaba la visita guiada en español. Visitamos la cueva de San Émilion, la capilla medieval que hay encima, las catacumbas y, finalmente, la iglesia monolítica subterránea ¡impresionante! Una pena que no nos permitieran hacer fotos dentro de la capilla y catacumbas.
 

Catacumbas Saint-Emilion 

Durante la visita nos explicaron que la ciudad debe su nombre al monje Emilion, que se estableció en el lugar en el siglo VIII, en una pequeña ermita excavada en la roca, su misión, evangelizar a los lugareños. Debió tener bastante éxito a tenor de que bautizaron el asentamiento con su nombre ¡Saint-Emilion!


Claustro Saint-Emilion


Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.