VISITAR HOI AN EN DOS DÍAS

Hoi An y Da Nang.

Hoi An es una pequeña ciudad costera perteneciente a la provincia de Quang Nam, situada en el centro del país, a orillas del Mar de China.


Hoi An Vietnam

Durante los siglos XVI y XVIII la desembocadura del Río Thu Bon fue un importante centro comercial donde se asentaron mercaderes procedentes de China, Japón, India y Holanda. Esta mezcla de civilizaciones se ve reflejada en la espectacular arquitectura, templos y casas de Hoi An lo que en 1999 llevó a la UNESCO a reconocer su casco antiguo como Patrimonio de la Humanidad.

El periplo para llegar a Hoi An tuvo su guasa. Procedentes de Hue, compramos billetes de autobús para realizar el trayecto (trayecto de unas 4h aprox.).

No obstante, acabamos realizando el trayecto en taxi (unas 2h aprox.), puesto que al subir al autobús nuestros asientos estaban completamente rotos (y los de adelante también) por lo que apenas teníamos espacio para sentarnos y colocar los pies.

Contratamos los billetes de bus a través de nuestro hotel de Hue, y cabe reseñar que al detectar que nos habíamos subido al bus se pusieron en contacto con nosotros para devolvernos el dinero.

Otro modo de llegar a Hoi An es a través de avión. A pocos quilómetros de Hoi An se encuentra el aeropuerto de Da Nang. Y de hecho, éste fue el transporte que utilizamos para llegar a nuestro próximo destino: Ho Chi Ming (Saigón).

Nos alojamos en el hotel Truc Huy Villa. ¡Una maravilla! Fue la mejor estancia de todo el viaje con diferencia. Nos alojamos en una villa con salida a la piscina, ¡y vaya habitación, y ¡vaya piscina! Destaca sobre todo la amabilidad del personal. Ofrecen servicio de bicicletas gratuito, el cual utilizamos para llegar a la ciudad vieja, y servicio de lavandería a un coste razonable. Cenamos en el hotel dos noches seguidas y todo estaba buenísimo. También contratamos con ellos nuestro primer masaje vietnamita y la experiencia fue magnífica.



Hotel Truc Huy Villa

Restaurante Truc Huy Villa

Una vez instalados, ¡Cogimos nuestras bicicletas y pusimos rumbo a la ciudad vieja!

Nota: si no queréis que os roben la bici, os aconsejamos que la “aparquéis” en alguno de los parkings de bicis que se disponen a la entrada de la ciudad. Por unos pocos VND os aseguraréis de tener la bici a salvo.



Hoi An en bici





Al llegar a la ciudad vieja nos dirigimos a una de las oficinas de turismo, hay varias repartidas por toda la ciudad, para comprar los tickets que dan acceso a 5 lugares de Hoi An 
(120000 VND). Podréis escoger entre antiguas casas de mercaderes, museos, centros de asambleas, pagodas o el famoso Puente Cubierto Japonés. Nosotros nos decantamos por:


El Puente Cubierto Japones de Hoi An

  • El Puente Cubierto Japones de Hoi An, posiblemente sea la construcción más visitada de Hoi An, y se caracteriza por su color rosa. Para visitar un pequeño altar y estatuas de perros y monos de piedra que hay en su interior, es obligatorio entregar uno de los tickets. Nosotros lo visitamos, y sinceramente creemos que era totalmente prescindible.
  • También visitamos la Sala de Asambleas Cantonesa. Construida por inmigrantes chinos, se asemeja más a un templo que a una sala de reuniones. 
  • La Casa de Tan Ky, construida en el siglo XVIII, es un magnífico ejemplo de vivienda antigua, con influencias chinas y vietnamitas.
  • La cuarta visita fue a la casa Quan Thang, que a su vez es una tienda.
  • Y por último visitamos la Casa de Phung Hung (Nhà cổ Phùong Hưng): calle Nguyễn Thị Minh Khai nº4, residencia durante más de 8 generaciones de una de las familias más ricas de la ciudad. Cuyo principal negocio era la madera, especias, seda y porcelana.

Sala de Asambleas Cantonesa

Visitar Hoi An


Os aconsejamos, también, daros un paseo por El Río de Hoi An. La ciudad es atravesada por el río Thu Bon el cual se convierte en el centro neurálgico de la ciudad. A ambos lados de sus orillas de alzan casas vietnamitas. Daros también un paseo por su mercado, abierto todos los días, para ver de cerca la vida cotidiana de los locales.

Mercado de Hoi An





La ciudad de día es preciosa. A diferencia de otras ciudades de Vietnam, Hoi An conserva encanto y respira a pasado. Las calles son peatonales por lo que podréis pasar tranquilos sin la amenaza que una moto os atropelle.

No obstante, se ha convertido en un destino súper turístico por lo que está inundado de gente. Y por este mismo motivo, la ciudad también está repleta de puestecitos de venta de todo tipo de artículos (artesanía, los famosod farolillos de papel, bolsos de “imitación”, seda, suvenires...). Yo he de confesar que no pude controlar mi vena consumista occidental y me pateé la ciudad a la caza de un bolso de una conocida marca americana. ¡La negociación fue compleja, pero al final lo conseguí! :)

Os aconsejamos pasear por la ciudad vieja al caer la noche. Los farolillos, que caracterizan la ciudad vieja de Hoi An, se encienden y toda la ciudad queda iluminada de preciosos colorines. ¡Es realmente bonito!



Farolillos de Hoi An

La noche de Hoi An


El segundo día lo dedicamos a otros de los grandes atractivos de Hoi An, y que atrae a un gran número de turistas tanto foráneos como locales, la playa.



Playa de Hoi An

Alquilamos una moto en el hotel, y cascos en la cabeza nos apresuramos a recorrer los alrededores de Hoi An.

La playa de Hoi An cuenta con más de 20 km de largo, por ello os aconsejamos alejaros un poco del núcleo urbano por la carretera que va en paralelo a la playa y busquéis un lugar más tranquilo y apartado.

Nos llamaron la atención unas embarcaciones de pescadores de forma redonda. ¡No las habíamos visto nunca!

Por la tarde visitamos Ngu Hanh, popularmente conocida como las Montañas de Mármol, al estar compuesta por un conjunto de 5 montañas de mármol y roca caliza.

Ubicadas en el centro de Danang, miden 2 kilómetros de largo, 800 metros de ancho y 500 metros de altura. Los nombres de estas montañas, que representan cada uno de los 5 elementos, fueron tomados de una antigua canción vietnamita. Las Montañas de Mármol se conocen con los nombres de (siguiendo el sentido de las agujas del reloj): Hoa Son (montaña de fuego), Kim Son (montaña de metal), Tho Son (montaña de tierra), Thuy Son (montaña de agua) y Moc Son (montaña de madera).


Montañas de Mármol

Thuy Son


Las Montañas de Mármol es un lugar de retiro espiritual y peregrinaje habitual en el cual podremos encontrar varias pagodas budistas, restos de la civilización Champa y unas cuevas naturales en el interior de las montañas, algunas de ellas accesibles para visitar su interior.


Cuevas de Da Nang

Da Nang civilización Champa

En sus alrededores encontraréis una gran infinidad de puestos y tiendas que venden todo tipo de figuras, joyas y accesorios de mármol... ¡Merecen la pena pasearse por ellas y negociar por alguna figura!


Figuras de mármol Da Nang


Quizá también te interese conocer nuestro itinerario de 21 días por Vietnam y Camboya

Barcelona– Bangkok– Hanoi 
Día 1 – Llegada Hanoi 
Día 2 – Hanoi
Día 3 y 4 – Sapa 
Día 6, 7 y 8 – Halong Bay 
Día 9 – Hue 
Día 10 y 11– Hoian
Día 12– Ho Chi Minh
Día 13 y 14– Isla Phu Quoc
Día 15, 16 y 17– Templos de Angkor (Camboya)

Phnom Penh – Qatar – Barcelona

Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.