VISITAR BÉRGAMO EN 1 DÍA

Recorriendo Bérgamo.

Bérgamo es una preciosa ciudad de Italia situada en la región de Lombardía, a unos 40km al noreste de Milán


Bérgamo

Perfectamente comunicado con el aeropuerto de Bérgamo-Milán, existe una línea regular de autobús, la A1, que realiza el trayecto. Tiene una frecuencia de paso de aproximadamente 30 minutos y el coste del billete es de 2 euros. En tan solo 20 minutos el autobús os dejará en la mismísima Città Alta.

En Bérgamo también existe estación de tren, por lo que, si queréis desplazaros a Milán, tomando un tren de TrenItalia llegaréis a la ciudad del Duomo en 45 minutos.

Bérgamo es una ciudad coqueta, pizpireta y pequeña, por lo que recorrerla en un día es perfectamente posible.



Città Alta

La ciudad está dividida en dos partes muy diferenciadas: la ciudad alta (Città Alta) y la ciudad baja (Città Bassa). La primera, como su propio nombre indica, está en la zona más elevada y tiene el centro histórico rodeado por una muralla. Por su parte, la parte baja de la ciudad, pese a que también es de origen antiguo y conserva sus barrios históricos, es la parte más moderna, donde se han construido las nuevas zonas de residencia.

La Città Alta os enamorará, o al menos nosotros vinimos completamente enamorados de ella. El casco histórico es una ciudad amurallada con calles adoquinadas, edificaciones que remiten a otra época, tiendecitas, todas ellas tan monas y tan apetecibles…



Piazza Vecchia

La ciudad sigue el modelo romano, pues cuenta con su propio cardo (correspondería a Via San Lorenzo) y decumano (constituido por las Vías Gombito y Colleoni), calles principales que se juntan perpendicularmente en la torre del Gombito. Ambas calles están separadas por Piazza Vecchia (Plaza vieja), las cuales son consideradas las arterias más importantes de la ciudad alta.

Si os hacéis este mapa mental en la cabeza, ¡moveros por Bérgamo será pan comido!

En la Piazza del Duomo encontraréis los 4 edificios más emblemáticos de Bérgamo.

  • La Basílica Santa Maria Maggiore es una basílica monumental y que en belleza supera, y con creces, a cualquier edificio religioso que se halle en Bérgamo. Por fuera podría pasar desaperciba, pero por dentro… ¡es espectacular! La entrada a la basílica es gratuita y los horarios varían en función de la época del año.
  • Anexa a la Basílica se encuentra la Cappella Colleoni y su interior está repleto de mármoles.
  • El Duomo di Bergamo (catedral de Sant'Alessandro), pese a que su interior también es precioso, queda completamente eclipsado por la Basílica Santa Maria Maggiore. Quizá un consejo sería visitar primero el Duomo y después la Basílica, de este modo evitaréis un poco el bajón. El acceso al templo es gratuito.
  • La Capilla de Colleoni, diminuta en su interior, pero con una fachada bellísima. Está construida sobre la fachada de la basílica.
  • El Baptisterio, una pequeña construcción frente a ella llamada baptisterio, dedicada a dar el bautismo. 

La Basílica Santa Maria Maggiore

Cappella Colleoni


La Basílica Santa Maria Maggiore Bérgamo

El Duomo di Bergamo

En la Piazza Vecchia, plaza contigua a la Piazza del Duomo, se encuentra uno de los lugares más encantadores de toda la ciudad. En esta plaza hay luz (aunque diluvie como en nuestro caso), hay magia… vamos ¡qué tiene duende!

Para llegar a ella deberemos pasar por debajo del Palazzo della Ragione, el cual comunica con el Palazzo della Ragione en el que se encuentra el Palazzo del Podestà. Este edificio alberga un museo de la época veneciana, aunque lo que realmente destaca de él es la Torre Civica, también conocida como Campanone.

La Torre Civica se la llame popularmente Campanone gracias a que en su interior se encuentran un conjunto de tres campanas, recibiendo la más grande el nombre de "Campanone" (Gran Campana). Desde arribar podréis obtener unas excelentes vistas del skyline de Bérgamo. La entrada cuesta 3 € y podéis subir en ascensor o a pie. 


Torre Civica

En el lateral opuesto de la Piazza Vecchia encontramos el Palazzo della Ragione y la Fontana Contarini, la cual preside el centro de la plaza. 


Fontana Contarini

También podéis acercaros a visitar:

  • El Castillo de San Vigilio: subiendo a lo alto de una colina encontraremos los restos de una antigua fortificación militar. Nosotros tuvimos la mala suerte de encontrarlo cerrado, eso sí, nos dimos un buen paseíto hasta llegar.
  • La rocca: colindante al castillo se encuentra esta antigua fortificación convertida en polvorín desde la cual es posible obtener una vista maravillosa con la silueta de Bérgamo. 
  • Ex convento de San Francesco:en un estado casi ruinoso conserva dos de sus claustros, aunque no hay mucho a ver. 

Después de visitar todo estos nos fuimos dando un paseo a nuestro hotel, el cual se encontraba en la Città Bassa.

Por último, no podéis marcharos de la ciudad sin saborear un cappuccino en el Café Tasso, en Piazza Vecchia son múltiples y deleitaros con deliciosos polenta e osei, los dulces más típicos de Bérgamo que son algo así como bizcochos rellenos con pasta de avellanas, mantequilla, chocolate blanco y ron, en la pastelería Nessi.

pastelería Nessi

Café Tasso

Tampoco es podréis marchar sin haber probado el extraordinario risotto en el restaurante Agnello D'Oro. No apto para todos los estómagos puesto que tienen una digestión potente, os podemos asegurar que es el mejor risotto que hemos probado nunca.

Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.