EL METRO DE MOSCÚ

Arte en el metro de Moscú.

Uno de los grandes atractivos de Moscú, más allá del Kremlin, son sus estaciones de metro, las cuales podrían alcanzar la categoría de monumentos nacionales o galerías de arte. Si estáis planeando vuestro viaje a Moscú deberíais pensar en dedicar un tiempo en descubrir las estaciones de Metro más interesantes.


Metro de Moscú

Inaugurado en 1935, el metro de Moscú es también conocido como el "Palacio subterráneo". Con más de 180 estaciones y 300 kilómetros de recorrido el metro de Moscú es una de las mayores redes de metro del mundo además de una de las más transitadas, habiendo conseguido más de 9 millones de pasajeros en un solo día. Su diseño en forma de estrella es muy peculiar, pues se compone de 11 líneas que atraviesan una línea circular que las conecta. Podéis guardar fácilmente el mapa de Moscú y sus líneas de metro en Google Maps, para utilizarlos sin conexión en vuestro smartphone.


Mapa Metro de Moscú

El metro de Moscú tiene personalidad propia e incluso género. La megafonía anuncia las estaciones con una voz femenina cuando nos alejamos del centro de la ciudad, y con una voz masculina cuando nos acercamos. También alberga el récord de metros de profundidad siendo la estación de Park Pobedi la galardonada con 85 metros de profundidad. A modo anecdótico que durante el período de la Guerra Fría todas las estaciones se construyeron a mayor profundidad para hacer las funciones de refugio nuclear ante posibles ataques. 

Pese a que sus dimensiones y diseño son espectaculares, es la arquitectura y decoración de sus estaciones lo que realmente atrae a los turistas. En ellas podemos  disfrutar de una auténtica galería de arte: murales, frescos, estatuas, mármoles, lámparas, grabados son algunos de los elementos decorativos y artísticos que jamás imaginaríamos encontrar bajo tierra. La mayoría de estaciones representan escenas históricas de la antigua Unión Soviética siendo 44 de ellas patrimonio cultural. 






Símbolos metro de Moscú

Hacemos un repaso de algunas de las mejores estaciones:


Estación de Mayakovskaya

Considerada una de las estaciones más bonitas, narra la historia de la aviación durante la guerra. Repleta de arcos, formas circulares y murales de piedra os transportará a otra época.


Estación de Mayakovskaya


Estación de Novokuznetskaya

Construida durante la Segunda Guerra Mundial, recargada de una decoración de elementos militares y soviéticos, es una de las más singulares.


Estación de Novokuznetskaya



Estación de Komsomolskaya

Compuesta de columnas bajo un techo de estilo barroco y decorada con mosaicos y enormes lámparas de una belleza inigualable, es una de las estaciones más grandes y ostentosas.


Estación de Komsomolskaya


Estación Ploschad Revolutsii

Las estatuas de bronce a tamaño real representan a trabajadores del campo y soldados del pueblo soviético desarrollando acciones de su vida cotidiana. Las estatuas son imponentes, y al estar colocadas en todas las esquinas de los pasillos y accesos hacen que la visita sea muy especial.


Estatuas de Ploschad RevolutsiiEstación de Ploschad Revolutsii



Estación de Novoslobodskaya

La singularidad de esta estación son sus vidrieras de colores a imagen o semejanza de iglesias y Catedrales. En ellas se muestra de nuevo la vida del pueblo y el  ejército soviético.


Estación de Novoslobodskaya

Estación de Kropotkinskaya

Conocida como el "Palacio de los Soviets", fue construida en 1935 con mármol de la derruida catedral del Cristo Salvador, uno de los iconos de Rusia. Combina una gran simpleza con un lujo cautivador.


Estación de Kropotkinskaya

Por último y como curiosidad, otro rasgo característico del metro de Moscú son sus convois, idénticos en todas las lineas de metro. 

Convoi del metro de Moscú


Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.