SHANGHAI EN 2 DÍAS

Qué ver en Shanghai en dos días.

Shanghai, la ciudad más cosmopolita de China, es una urbe enorme y abrumadora (23 millones de habitantes). Repleta de contrastes, se aúnan pequeñas casas rurales, templos budistas y enormes rascacielos en cualquier lugar.


Shanghai, como toda China, es una ciudad barata para el turista occidental. La mejor manera de moverse por la ciudad es el metro, que cubre todas las zonas de la ciudad con sus 12 líneas y más de 300 estaciones. El taxi es otra estupenda opción, muy económica (trayecto medio 2-3 €) y mucho más rápida.


Día 1

El Bund

La zona turística por excelencia, en la que se puede pasear junto al río HuangPu, una zona desde la que obtener la clásica estampa de Shanghai tanto de día como de noche, para disfrutar del espectáculo de luces y neones.
El Bund


Pudong

Si queremos pasear entre los rascacielos más altos de Shanghai, debemos adentrarnos en el barrio de Pudong. Centro financiero de China, contrasta con cualquier paisaje de la China tradicional. Se puede subir a la torre de televisión Perla de Oriente (468 metros) o al Shanhai World Financial Center (492 metros) para disfrutar de unas vistas impresionantes de la ciudad. La visita a los miradores de ambas torres es de pago y armaros de paciencia porque las colas de acceso son kilométricas.
torre de televisión Perla de Oriente


East Nanjing Road y la Plaza del Pueblo

Esta calle comercial es la avenida más popular de la ciudad. En ella hay vida las 24 horas del día, podría decirse que es la "Calle Preciados" de Madrid o "Las Ramblas" de Barcelona. Peatonal y llena de restaurantes, comercios y vendedores ambulantes, esta calle conecta el Bund con la Plaza del Pueblo. La Plaza del Pueblo es la más importante y centro neurálgico de la ciudad. Junto a ella se encuentra el Museo de Shanghai, el ayuntamiento y otros edificios históricos. A modo anecdótico, aquí encontraréis una Apple Store oficial en la que podréis adquirir cualquier artículo de la manzana a mejor precio, eso sí, ojo con las incompatibilidades con Europa.



East Nanjing Road

East Nanjing Road Shanghai



Parques de la ciudad

Hay decenas, y en todos ellos podréis contemplar a qué dedican el tiempo libre los chinos: practicar taichí, jugar al bádminton, jugar a las cartas o al popular mahjong... Muchos de estos parques tienen estanques con barquitos de alquiler. El parque Fuxing es uno de los más frecuentados por los turistas, en el barrio de la antigua Concesión Francesa.
Parques Shanghai

mahjong


Día 2

Jardines y templos YuYuan

En el centro de Shanghai se encuentra este recinto histórico con jardines y templos construidos en el siglo XVI, también conocido como YuGarden. Dividido en varias zonas separadas, en los jardines disfrutaremos de una vegetación particular y de grandes estanques artificiales llenos de pasos elevados para los visitantes. Dentro del recinto se encuentra una de las piedras de Jade más grandes que se pueden ver, con un tamaño de 3,3 metros de altura. A las mujeres se les iluminaban los ojos con semejante pedrusco...
YuYuan

YuYuan garden

Templos YuYuan


Mercado YuYuan

Junto a los jardines YuGarden hay una zona de edificios tradicionales plagada de pequeñas tiendecitas y bazares, totalmente enfocados al turista. Es una buen lugar para hacerse con algunos souvenirs o piezas de artesanía. Como siempre, hay que regatear con los precios, práctica habitual en cualquier compra en China.




Mercado YuYuan


Templo del Buda de Jade

Este recinto budista es el templo sagrado más importante de Shanghai. Alberga dos enormes budas, uno de ellos de más de 2 metros de altura y 200 kilogramos de peso. El recinto del templo está lleno de quemadores de incienso para los practicantes del budismo. La entrada es de pago.
Templo del Buda de Jade

Buda Shanghai


Antigua Concesión Francesa

Lejos de los grandes rascacielos, esta zona residencia con arquitectura occidental (fue ocupada por los franceses hasta el 1946) difiere de todo lo que puedas ver en Shanghai. Calles parisinas que albergan las residencias de los habitantes más adinerados. En ella se pueden encontrar tiendas de arte y artesanía, además de varios restaurantes de cocina europea, para los que no se hagan con la gastronomía oriental. Nosotros tuvimos la oportunidad de agasajarnos con una magnífica cena en el restaurante español El Patio, regentado por un catalán, es un restaurante al alcance de pocos bolsillos locales (30-40 €/persona).


Xintiandi

Es una zona comercial peatonal repleta de tiendas, cafés y restaurantes. El lugar perfecto para hacer unas compras o disfrutar de un café en alguna de sus calles. En ella se encuentra el Museo del Primer Congreso del Partido Comunista.
Xintiandi


El museo de Shangai

Abierto en 1952, con casi 40.000 metros cuadrados de superficie a lo largo de sus 5 plantas, es el gran museo de la ciudad. Más de 100.000 artículos de cerámica, caligrafía y piedras de jade deleitarán a los más apasionados del arte. Merece ser visitado sin prisas, por lo que si no disponéis de mucho tiempo quizás este sea uno de los lugares que podéis prescindir de visitar.

Mercados y callejuelas del barrio antiguo

Los barrios antiguos pueden encontrarse en cualquier parte la ciudad, escondidos entre rascacielos. En ellos puede contemplarse la vida cotidiana del habitante más tradicional y humilde de Shanghai, de sus mercados (cuidado con los olores), de sus sencillos establecimientos (ojo a los más aprensivos), de sus labores, de la vida en la calle... pero sobretodo de lo diferentes que somos en occidente culturalmente hablando.
Contrastes en Shanghai

Mercados Shanghai

Mercados y callejuelas del barrio antiguo Shanghai


Fiesta nocturna

La ciudad está plagada de pubs, discos y karaokes. En ellos encontraréis gente de todas las nacionalidades disfrutando de la vida nocturna de la ciudad. Hay locales impresionantes, ubicados en lo alto de rascacielos. Nosotros estuvimos en la disco Park97, es uno de los night clubs más famosos y lujosos, con un gran ambiente, lo que realmente nos sorprendió fue el no tan pequeño acuario de tiburones los cuales te dan la bienvenida a la entrada del local.
Vida nocturna en Shanghai


Si tienes tiempo para más, muy cerca de Shanghai se encuentran dos preciosas ciudades.
La primera de ellas Suzhou, a 15 minutos en el tren bala. Una preciosa ciudad milenaria repleta de canales y zonas verdes, que se la conoce como la pequeña "Venecia de China".
La segunda, a 30 minutos en tren bala, Hangzhou y su Lago Occidental, lleno de pagodas y templos que le otorgan un estilo muy diferente a todo lo visto en Shanghai.

Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.