VISITAR BRUJAS EN 24 HORAS

Brujas, la Venecia del Norte.

Brujas, Brugge en flamenco, capital de la provincia de Flandes Occidental, es quizá una de las ciudades belgas más bellas que existan, repleta de romanticismo, magia y pasado.

Brujas

Conocida como la Venecia del norte por la gran cantidad de canales que atraviesan la ciudad, su mayor atractivo lo encontraréis en su centro histórico, declarado en el año 2000 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Venecia del norte

Brujas se encuentra situada a 90 kilómetros de Bruselas, y si como nosotros os alojáis en Bruselas, la forma más rápida y cómoda de llegar será a través de tren. Deberéis coger los que van en dirección Bruselas-Ostende, el trayecto tiene una duración aproximada de una hora y el precio por persona es de 15,20€ ida y vuelta, los fines de semana. En las máquinas dispensadoras de billetes veréis una opción llamada "weekend", pues bien, con esta opción todos los billetes que compréis desde el viernes a la 19h hasta el domingo a la misma hora, os saldrán con un 50% de descuento.

Brujas es una ciudad coqueta y pizpireta, por lo que merece ser recorrida sin prisa. Con un solo día tendréis tiempo suficiente para admirarla y conocerla; y un solo día será suficiente para que Brujas os seduzca y enamore.

Bruselas-Ostende

El casco antiguo únicamente puede ser recorrido a pie, en bicicleta o a través de calesas de caballos (esto último, muy turístico). Nosotros empezamos la visita por las plazas principales de Brujas: el Markt y el Burg.

En ellos encontraréis los edificios más emblemáticos de esta preciosa ciudad. El bello recinto Markt se encuentra presidido por el impresionante campanario "Belfort". Con una altura de 88 metros no deja indiferente a nadie. Previo pago es posible subir hasta arriba, eso sí, armaros de paciencia y tiempo porque las colas son realmente largas. En esta misma plaza también divisaréis el monumento a los artesanos Jan de Breydel y Pieter de Coninck, así como el edificio de las Halle, antiguo mercado de las telas, y uno de los símbolos de Brujas.

el Markt

Desde el Markt llegaréis hasta al Burg a través de la encantadora Breideistraat, callecita deliciosa repleta de tiendas de souvenirs y gofres. En esta plaza, más pequeña que la anterior, pero más acogedora, encontraréis El Palacio de Justicia, Gerechtshof, en su interior alberga el Museo del Condado de Brujas; El Ayuntamiento, Stadhus, que posee una espectacular fachada de piedra arisca y adornada con seis ventanales ojival y casi una cincuentena de nichos; Los Archivos, Oude Griffie, es el edificio pegado al ayuntamiento; y la magnífica y singular Basílica de la Santa Sangre, Heilig Bloed Basiliek, compuesta por dos edificaciones superpuestas y una capilla inferior de fábrica románica.

el Burg

Basílica de la Santa Sangre

El Ayuntamiento de Brujas

Otros lugares imprescindibles a visitar son El Beatario, La iglesia de Nuestra Señora, Onze Lieve Vrouwekerk, La Catedral de San Salvador, St. Salvatorskathedraal, el Hospital de San Juan, Sint Janshospital, y La Iglesia del Santo Sepulcro, Jeruzalemkerk, con un campanario cuadrado que divisaréis desde varios ángulos de la ciudad.
St. Salvatorskathedraal

Paseo por Brujas

iglesia de Nuestra Señora, Onze Lieve Vrouwekerk

Por último, no podréis marcharos de Brujas sin probar los massels with fries (mejillones con patatas fritas), una extraña combinación muy típica en tierras belgas; sin recorrer en barca a motor los canales de Brujas, repletos de puentes que albergan muchas historias, amor y belleza; y sin pasear por el parque del Lago del amor, Minnewaterpark.

Siguiente destino: Gante.

Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.