SANT MIQUEL DEL FAI Y CINGLES DEL BERTÍ

Sant Miquel del Fai y Cingles de Bertí.

Esta ruta de senderismo, de dificultad media, puede realizarse en una mañana si tenemos un estado de forma correcto. 

Nosotros comenzamos la ruta desde la pequeña población de Riells de Fai, a unos 3 km de Sant Miquel del Fai, donde se encuentra el magnífico Monasterio y sus fascinantes cuevas.


Riells de Fai


Os recomendamos disfrutar de buen desayuno en el restaurante del pueblo. Un bocata de lomo con queso que os sabrá a gloria y os dará energías para horas.


El monasterio de Sant Miquel del Faisituado en un entorno natural incomparable y enmarcado por los despeñaderos rocosos de los llamados Cingles de Bertíes un antiguo cenobio benedictino y una de las construcciones más representativas del gótico catalán.

Sant Miquel del Fai

La entrada al recinto cuesta 8 € por persona, no obstante si accedéis al mismo como caminantes, el precio de la entrada se reduce a 4,5 € por persona, creemos que es un premio bien merecido.

Al cruzar el abrupto cinglar de la foradada, y tras pasar por el monasterio, encontraréis la Iglesia de Sant Miquel, una bonita capilla construida en el siglo X ubicada dentro de una cueva, y en la que se sirve de techo la propia piedra; se trata de la mayor iglesia troglodita del país. La siguen un pequeño museo y una sala de audiovisuales. 


Santuartio Sant Miquel del Fai

A través de unas escaleras, accedemos a la Cueva de San Miquel, con una entrada escondida y en las que las paredes están cubiertas de estalactitas y estalagmitas. ¡Realmente impresionante! 


Cueva de San Miquel


Si retomamos de nuevo el camino principal y tras pasar por el Llac de les Monges, un pequeño lago escondido bajo una roca, llegamos al espectacular y  enorme salto de agua del río Tenes. Un lugar perfecto para coger aire puro y respirar.


Llac de les Monges


El camino sigue hacia la ermita de Sant Martí en la que se han reproducido las pinturas románicas que cubrían al ábside.

Por último, el recorrido finaliza en la espectacular y enigmática cueva de Les Tosques, solo los más valientes se atreven a adentrarse por las entrañas de la formación rocosa, convirtiendo a esta cueva en uno de los lugares más misteriosos de Sant Miquel del Fai.

Una vez dejamos atrás Sant Miquel del Fai, empieza la ruta de verdad, una dura subida hasta lo alto dels Cingle pondrá a prueba vuestro estado de forma. 





Cingles de Bertí

Ya en lo alto, un sendero de más de 10 km por el borde del Cingle, os permitirá disfrutar de unas vistas privilegiadas. 


Sendero Cingles de Bertí

A continuación la ruta se desvía por la iglesia de San Pedro de Bertí, una pequeñita iglesia rodeada de dos casas, absolutamente aisladas y en medio de la nada. 

Siguiendo por el sendero llegamos a El Clascar, también conocido como el castillo de Bertí. Actualmente en ruinas, este castillo perteneció al antiguo pueblo de Bertí, y se encuentra en lo alto dels Cingles de Bertí. Documentada su existencia desde el año 987, ha sufrido numerosas ampliaciones y modificaciones a lo largo de los siglos, la más reciente en el siglo XX. En el año 1949 fue catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional.


El Clascar

castillo de Bertí


Pasado el Clascar, comienza una exigente bajada de algo menos de 5 km, conocida como grau del Traver, con un terreno de piedra suelta, que nos llevará de retorno a Riells del Fai. 


grau del Traver


Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.