CAP DE CREUS EN BARCO

Paseo en barco por el Cap de Creus.

En el punto más oriental de la Península Ibérica, y entre la tierra y el mar, encontramos el Parque Natural de Cap de Creus ofreciendo a los sentidos una pluralidad paisajística de una belleza incomparable.


Parque Natural de Cap de Creus

El Parque Natural se divide en dos partes: la terrestre, que ocupa 10.780 hectáreas, y la marina, con 3.064 hectáreas. En la zona terrestre se encuentran tres Parajes Naturales de Interés Nacional (PNIN): en el norte, el de Cap Gros-Cap de Creus; en el sur, el de Punta Falconera-Cap Norfeu; y en el oeste, el de la Sierra de Rodes.


Cap de Creus

No obstante hoy nos centraremos en la parte marina.

Cap de Creus, situado en la comarca del Alt Empordà, está conformado por 8 municipios: Llançà, Vilajuïga, Pau, Palau Sarvedera, Rosas, Cadaqués, Port de la Selva y Selva de Mar.

Desde Cadaqués parte la estrecha carretera que lleva al Cap de Creus. Ocho kilómetros de curvas con unas panorámicas espectaculares. A medio camino encontramos una pequeña isla, Portlligat, caracterizada por ser una bahía resguardada del mar Mediterráneo.


Port Lligat

Y desde esta coqueta isla partimos mar adentro a bordo de la barca Adela. Andy, su propietario, ofrece un servicio de excursiones que recorre parte de la costa, desde Porlligat a Cap de Creus, con un precio por persona de 12,50€.




Barca Adela Port Lligat

Desde el mar divisamos islotes y escollos con formas caprichosas. Otro aspecto a destacar es la geología de este paisaje que se formó hace millones de años, fruto de las presiones y altas temperaturas que mezclaron minerales diversos.


Geología Cap de CreusEscollo Cap de Creus

Los agentes geológicos externos, el mar y la tramontana, trabajan continuamente la roca poniendo al descubierto formas imposibles, vetas minerales y pliegues de piedra que no dejaron de sorprendernos durante todo el trayecto.

La excursión tiene una duración aproximada de una hora y cuarto con posibilidad de hacer una pequeña parada en alta mar para darse un chapuzón. También ofrece la posibilidad de desplazarte hasta una cala y que Andy os pase a recoger más tarde. Nosotros nos decantamos por esta opción y pasamos un maravilloso día en cala Guillola.


Cala Guillola en Cap de Creus

Aguas cristalinas que escondían espectaculares fondos coralinos y variadas especies marinas, un lugar ideal para realizar snorkel.


Panorámica marítima Cap de Creus

Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.