VISITA LA GRAN MURALLA CHINA DESDE PEKÍN

La Gran Muralla China (长城 Cháng Chéng) desde Pekín.

Considerada uno de los grandes reclamos turísticos de todo el mundo, y no es para menos, la Gran Muralla China es una construcción de más de 8.000 kilómetros de distancia construida por centenares de millones de trabajadores desde el siglo V al siglo XVI. No hay ninguna construcción en el mundo que le pueda hacer sombra a esta obra del Imperio Chino.

La Gran Muralla China


Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Además forma parte de la lista de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno. Se conserva aproximadamente el 30% de la muralla original, la cual ha sido restaurada en diversos puntos. El aspecto es el de una muralla totalmente reconstruida. 

La Gran Muralla China recorre más de 10 siglos de historia. A lo largo de cinco dinastías, el Imperio Chino levantó esta fortificación, de hasta siete metros de alto y cinco de ancho, para defenderse de los ataques de Mongolia y Manchuria. No se trata de un muro, se trata de una fortificación en toda regla, que fue defendida por más de un millón de soldados del Imperio Chino. Se dice que la Gran Muralla China alberga en sus inmediaciones el mayor cementerio del mundo, ya que más de 10 millones de trabajadores murieron en su construcción y fueron enterrados cerca de la muralla.





Panorámica de la Gran Muralla China


Llegada a la Muralla

La Gran Muralla puede visitarse desde diversos puntos de China. Lo ideal es acercarse desde alguna gran ciudad. En nuestro caso viajamos en mini bus durante más de 2 horas desde Pekín hasta la población de Mutianyu. En los hoteles existen diferentes tipos de agencias que se ofrecerán a organizaros este tipo de visita, en el que incluyen transporte y comida por pocos Yuanes (entorno a cuarenta-cincuenta euros por persona al cambio). Una vez en las inmediaciones de la muralla, es necesario subir bastantes escaleras así como también coger un teleférico para llegar a lo alto. La muralla está construida en zona montañosa, alejada de la civilización.

Entrada de la Gran Muralla China

Teleférico en la Gran Muralla China

Lluvia en la Gran Muralla China



La Muralla

Arriba, en la muralla, las sensaciones son indescriptibles. El silencio absoluto contrasta con la magnitud de la construcción. A nuestros pies la Gran Muralla parece una enorme autopista de piedra que serpentea las montañas y se pierde en el horizonte. Cuando comenzamos a caminar por la muralla, nos encontramos más escaleras de las imaginadas (algunas exageradamente verticales) así como otras construcciones: torres de vigilancia, grandes salas que parecían auténticos barracones... La Gran Muralla China es infinita.

Lluvia en La Gran Muralla China

La Gran Muralla China restaurada

Desnivel en la Gran Muralla ChinaEscaleras en La Gran Muralla China

Turistas en la Gran Muralla China

Barracones en la Gran Muralla China

Salas de La Gran Muralla China





Nuestro día lluvioso y nublado le dio un aspecto mágico a la visita (aunque nos quitó algo de visibilidad). La muralla puede visitarse desde diferentes puntos del país motivo que permite que la afluencia de turistas sea baja, ¡y esto se agradece a la hora de hacer turismo! Os recomendamos disfrutar de unos momentos de reflexión encima de la muralla. Relajaros y pensad en los siglos de historia que hay a vuestros pies.

Rubén López en la Gran Muralla China

Tranquilidad en la Gran Muralla China

Lateral de la Gran Muralla China



Acabando la visita

Tras bajar de la muralla, encontraréis un gran mercadillo de suvenires. Este es un buen lugar para comprar recuerdos y objetos relacionados con la cultura China. Prestad atención a la negociación, el regateo es básico, ya que el precio al que podéis conseguir cualquier compra seguramente será la décima parte del precio inicial. 

Suvenires de la Gran Muralla China


Y por fin llegó la recompensa tras nuestros largo periplo: una comida tradicional en un restaurante de lugareños (extremadamente amables) nos estaba esperando. Nos deleitaron con platos típicos de la gastronomía China. 

Comida tradicional en la Gran Muralla China


La Gran Muralla China, un viaje inolvidable que nadie debería perderse en su visita a China.

Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.