A PONTE MACEIRA. A ORILLAS DEL RÍO TAMBRE

Ponte Maceira, Negreira.

A Ponte Maceira es uno de esos lugares de cuento. En los que el tiempo parece detenerse, el silencio reina y cuando cruzas su puente te transportas directamente al medievo. A Ponte Maceira es historia, naturaleza y paz.
Ponte Maceira, Negreira

Este hermoso pueblo, cruzado por el Río Tambre, pertenece ó concello de Negreira, aunque se encuentra entre los concellos de Negreira y Ames, A Coruña (Galicia).

Ponte Maceira

El puente, que es el mayor atractivo de este enclave y el que lo hace singular, fue construido en el siglo XIV por petición de la Mitra Compostelana y reformado en el siglo XVIII. 

El tramo principal del puente está formado por cinco arcos de sillería y un tramo de acceso en el que se abren dos arcadas de aliviadero. La bóveda central, que está apoyada sobre pilas que descansan sobre la roca, es ojival. Tímpanos de sillería formando hiladas horizontales excepto en el tramo de acceso del margen izquierdo, que como consecuencia del cambio de rasante llevado a cabo en el XVIII fue construido en mampostería de mala calidad. El ancho de pavimento es variable, entre 2,75 y 3,00 m.

Puente Ponte Maceira

Actualmente varias leyendas siguen transmitiéndose de generación en generación sobre este viejo puente, algunas místicas y otras terrenales e incluso documentadas en los libros de historia. 

Cuenta la leyenda que escapando los discípulos del Apostol de los romanos para encontrar un lugar donde enterrar al propio Apostol, cruzaron el puente de A Ponte Maceira y al pasar sus perseguidores sobre él, este se vino abajo, gracias a la intervención divina. También conocida fue la batalla en el siglo XIII, entre las tropas Diego Xelmírez, el arzobispo de Compostela, y los hombres de Pedro Froilaz de Trava y sus hijos Fernando y Bermudo. 

Y por último destacamos la presa, que hace todavía más hermoso el paso de las aguas sobre este paraje. En épocas de lluvias la fuerza del agua hacía funcionar a pleno rendimiento los dos molinos que podremos contemplar a sus orillas. Actualmente están abiertos y se pueden visitar.

Río Ponte Maceira

Molino Ponte MaceiraLago Ponte Maceira

Nosotros visitamos este maravilloso pueblo, A Ponte Maceira, un día soleado de otoño, en el que sus aguas permanecían en calma y posaban a sus indiscretos visitantes.
Vistas Ponte Maceira




Compartir entrada:

Acerca del autor

Sílvia: apasionada de la literatura y el arte (¡y coleccionista de zapatos!), y una de mis cualidades es la escritura, que en dosmaletas se ve reflejada en cada uno de los post.
Rubén: entusiasta de la fotografía y las nuevas tecnologías por lo que mi cámara reflex siempre me acompaña para capturar instantes y dar vida a las entradas de Sílvia. Coleccionista de gorras militares.